Spring-Summer 2019

Sé parte de nuestra comunidad

Mitos y realidades sobre la caída del pelo

Este es uno de los problemas más comunes que enfrentan los hombres y la industria de belleza lo sabe, por eso ha lanzado al mercado una extensa gama de productos que prometen terminar con esta preocupación

Existen muchas teorías acerca del tema que ponen en duda estas soluciones, así que antes de recurrir a un método equivocado, investigamos cuáles son las creencias más comunes sobre la calvicie y desvelamos los mitos y realidades que encierran este polémico tema.

El transplante capilar no se ve natural

FALSO. En el pasado se creía que los transplantes de pelo eran una estafa y que dejaban un look artificial. Sin embargo, la medicina y la tecnología han avanzado hasta el punto de lograr resultados increíbles. El tratamiento más común es conocido como Follicular Extraction Unit (FUE) y consiste en la introducción de pequeños injertos o folículos en las partes donde el cuero cabelludo carece de pelo.

 

Si te quitas las canas, te quedarás calvo

FALSO. Hacerlo no resulta en calvicie, pero jalar el pelo -sea o no cana- repetidamente, puede ocasionar alopecia debido a que el daño constante al folículo provoca la inhibición del crecimiento.

 

Maltratar al pelo provoca su caída

VERDADERO. Los hábitos como cepillar muy fuerte, teñirlo, peinarse siempre para atrás, aplicar productos con químicos abrasivos y demasiada exposición a los rayos UV, pueden lastimar el cuero cabelludo y debilitar los folículos, provocando la caída y ruptura del pelo.

 

El estrés provoca calvicie

VERDADERO Y FALSO. Se puede culpar al estrés por causar problemas de salud, sin embargo, la calvicie no suele ser uno de ellos. Ambos están asociados porque en ocasiones, las personas que están bajo niveles extremos de estrés pueden experimentar la caída del pelo como un efecto secundario.

 

El Finasteride y Minoxidil frenan la caída del pelo

VERDADERO. Un importante porcentaje de los casos de calvicie masculina es provocado por alopecia androgenética; una condición hereditaria que hace que los folículos dejen de producir pelo por la sensibilidad hacia la hormona dihidrotestosterona (DHT). Sin embargo, estos dos fármacos antes mencionados la frenan: finasteride y minoxidil. El primero es un derivado de los esteroides, que bloquea la enzima que transforma la testosterona en DHT y necesitan aproximadamente tres meses de tratamiento para comenzar a ver los resultados. El Minoxidil se usaba para tratar la hipertensión y como efecto secundario, los doctores notaron el crecimiento del pelo. Mejoraron la fórmula y ahora está a la venta como medicamento para estimular el crecimiento del pelo.

 

La calvicie se puede prevenir

FALSO. Aunque hay productos que pueden atrasar o disminuir la caída, aun no existe ningún producto, medicamento o ingrediente milagroso que lo evite por completo.

Fotografía: Pinterest